El mundo de Albion

section headline image

Las Fuerzas reales expedicionarias

A pesar de que la primera expedición a Albion se considera un fracaso, tuvo éxito en un aspecto importante: le mostró al rey del viejo mundo que Albion era rico en recursos naturales.

Se mandó una segunda expedición a Albion, esta vez sin reparar en gastos. Mientras que los primeros colonos eran condenados, criminales y gente desesperada con recursos limitados y un equipamiento de mala calidad, las Fuerzas reales expedicionarias representaban a los mejores del viejo mundo.

Llegaron a Albion hace cinco años con una sencilla misión: establecer un punto de apoyo en la costa de Albion que permitiría dos cosas: la primera era que los que llegaran más adelante tuvieran un lugar donde aclimatarse antes de salir a lo desconocido; la segunda, poder gravar a los que llegaran para así asegurar que un flujo de monedas se destinaba a los cofres del rey de manera constante. Cuál de los dos deberes era más importante era tema de debate.

Para cumplir con su misión, las Fuerzas reales expedicionarias delimitaron una zona segura y amurallaron una parte de Albion. A su lado de la muralla, se aseguraban de que se cumplía la ley del rey y se esperaba que los ciudadanos que viajaban a Albion respetaran la misma y al resto de ciudadanos. Sin embargo, les importaba poco lo que pasara al otro lado.

No es necesario decir que el área que patrullaban era completamente segura. Todavía hay muchos zorros, lobos, herejes y no muertos esperando a aquellos que se alejan demasiado de las ciudades.

Royal Army.png

El Ejército real

El Ejército real representa el poder del rey en Albion. Visten una armadura brillante y lucen los colores rojo y dorado. Protegen la muralla, patrullan las zonas seguras e intervienen si alguien quebranta la ley.

Aunque no tienen miedo de enfrentarse a las facciones más hostiles de Albion, su táctica preferida ha sido contratar a colonos para que hagan el trabajo más peligroso y así solo tener que pagar a los que regresan.

A pesar de que el ejército real tiene una importante presencia, no tienen los recursos necesarios para efectuar una campaña sostenible en Albion. En este momento, la atención del rey está completamente centrada en el viejo mundo, siendo Albion considerado una mera fuente de recursos para sostener sus campañas allí. Todavía está por ver si esto cambiará cuando los informes sobre la riqueza de Albion lleguen a oídos del rey.
Royal Artisans.png

Los artesanos reales

Los artesanos reales son los que han fabricado todo desde la gran muralla hasta las tiendas que las Fuerzas reales expedicionarias usan, así como las fraguas y las estatuas de los fundadores.

Partes de Albion han sido transformadas gracias a sus habilidades desde su llegada. Últimamente han dado un paso atrás y se dedican a apoyar a los recién llegados artesanos.

Puesto que tienen una tendencia a quedarse en las ciudades, los artesanos reales apenas han experimentado los horrores de Albion y permanecen optimistas mientras disfrutan del reto de civilizar zonas salvajes desde una distancia segura. Si te ganas su confianza, pueden proporcionarte las mejores herramientas y equipamientos que el viejo mundo puede ofrecer.
Royal Stewards.png

Los mayordomos reales

Su tarea consiste en transportar bienes a lo largo de Albion y, cuando es posible, de vuelta al viejo mundo. Los mayordomos reales siempre entregan los bienes a tiempo, además de evitar a los bandidos y los obstáculos naturales.
>br> No hay ninguna compañía más segura ni rápida para aquellos que pueden permitírselo.

Los mayordomos operan varias rutas marítimas a lo largo de la costa, así como caravanas que viajan por zonas seguras.
Royal Foragers.png

Los recolectores reales

Ataviados con colores menos vivos que sus compañeros del ejército, los recolectores reales fueron los primeros en explorar las costas de Albion. Trabajan sin descanso para identificar nuevos recursos y dirigir a otros hacia ellos, arrasando con la tierra tan rápido como pueden.

También influencian el mercado en Albion al declarar qué se está demandando en cada momento en el viejo mundo.

Habrá una buena recompensa para aquellos que se atrevan a correr el riesgo de aventurarse en las zonas desconocidas de Albion y vender los recursos que encuentren allí a los recolectores.