El mundo de Albion

section headline image

Los demonios del infierno

En el sentido más estricto, los demonios no son una facción de Albion. No viven ni residen ahí, en ningún sentido de la palabra. Sin embargo, debido al impacto que tienen en la historia de Albion y a la frecuencia con la que consiguen hacerse un hueco en el mundo, sería absurdo ignorarlos.

En Albion, puede que conozcas a un demonio pícaro que ha podido liberarse, pero lo más normal es encontrarse a aquellos conocidos como los Discípulos de Morgana. En cualquier caso, ¡una ardua lucha te espera!

Imp.png

Los diablillos

Al ser los demonios más pequeños, los diablillos pasan la mayor parte del tiempo escondiéndose o siendo zarandeados por compañeros de mayor categoría. Debido a esto, los diablillos disfrutan transmitiéndole ese sufrimiento a otros. Aunque no son las criaturas más fuertes, tienen unas garras y dientes lo suficientemente afilados como para tenerles cierto respeto. Además, si están a distancia pueden ser mortíferos, pues pueden volar y escupir fuego al enemigo. Los diablillos poseen magia para igualarse a sus oponentes; usan maldiciones oscuras para reducir al sus oponentes a su nivel.

Algunos diablillos están obligados a servir a los Discípulos de Morgana. Tienen un color más oscuro y suelen ser más maliciosos, pues atraen a errantes ingenuos de Albion hacia los reinos de los demonios. No está muy claro si lo hacen por petición de sus maestros o por alguna otra razón.
Fiend.png

Los diablos

Los demonios más comunes. Los diablos solo se suelen encontrar en los planos demoníacos, aunque se adentran a Albion siempre que pueden. Parecen humanos pero tienen manos con garras y una piel gruesa y dura. Muestran ciertos signos de inteligencia, pero parece que solamente la utilizan para cazar o hacer daño. Algunos creen que los diablos pueden evolucionar si acumulan almas para, finalmente, convertirse en un demonios supremos. Otros sostienen que los demonios nunca cambian y que los diablos son meras manifestaciones del odio.

Entre las filas de los Discípulos de Morgana también hay diablos esclavos. Al igual que con los diablillos, su comportamiento es diferente y cambian de color, aunque prácticamente todo lo demás es igual.
Gatekeeper.png

Los guardas

Los guardas son demonios mayores con un poder impresionante. Salen al mundo por puntos débiles sobre los que los Discípulos de Morgana han realizado rituales para despejar la niebla. Lo que los diferencia de la mayoría de demonios es su capacidad para permanecer en Albion.

Los guardas utilizan esta libertad para deambular por Albion y allanan el camino para que más demonios sigan sus pasos. Si un guarda es asesinado y su cadáver vuelve al infierno, se desvela camino hacia los planos demoníacos, por si algún insensato desea entrar.
Demon Lords.png

Los demonios supremos

Aunque los demonios menores se pueden confundir con personas si están lejos, no ocurre lo con los demonios supremos. Pueden alcanzar los siete metros de altura, tener cuatro brazos y tres cabezas y supurar lava de la piel.

Son pesadillas que habitan en la mente de aquellos que los ven. Un demonio supremo puede ser la evolución de un diablo, o quizá la unión de un grupo de demonios, o puede que tenga una naturaleza totalmente diferente. ¡Aquellos que se han topado con uno no pierden el tiempo preguntando esas nimiedades!